lunes, 8 de noviembre de 2010

Traducciones automáticas + Postedición

Bueno, bueno, bueno… Cómo está el patio de la industria de la traducción… Lionbridge ha decidido enviar una petición indignante a sus traductores de reducir sus tarifas un 5%. El correo electrónico llevaba como remitente una dirección de esas a las que no puedes responder. Por supuesto, esto ha desatado la furia de todos los traductores que trabajan para dicha empresa, primero por lo que supone pedir al último eslabón de la cadena que reduzcan sus salarios (que no tienen por que ser los de un ministro, sino que, seguramente, fuesen, ya de por sí, bastante bajos), que se ajusten el cinturón y dejen de comprarles regalitos a sus hijos, sino también por la falta de profesionalidad que supone el enviar un correo electrónico masivo y al que, encima, no puedes contestar. Pero no voy a hablar de ello, puesto que no trabajo ni he trabajado para Lionbridge.

Hoy voy a hablar de otro tema que parece que se ha desencadenado al mismo tiempo y en el que he participado en LinkedIn, y que, simplemente, no he podido evitar compartir con vosotros, aunque ya lo compartí en el otro blog que tengo, en inglés. Merece la pena que os leáis el artículo entero y, si podéis, los comentarios en LinkedIn. Voy a intentar resumir un poco lo que explica el artículo y lo que yo opino sobre ello.

El artículo se titula Machine Translation Post Editing – a new skill for linguists, y aparece en la página de SDL. En él, la autora explica en qué consiste la traducción automática y por qué puede ayudarnos a los traductores. Comenta que hay grandes cantidades de texto que nunca llegan a traducirse por falta de tiempo y debido a los costes que supondría hacerlo. El primero no estoy de acuerdo, el segundo, tiene su parte de razón. Bueno, sigo. También comenta que la traducción automática puede utilizarse en esos casos en los que necesita tener una idea de lo que dice un texto, pero que si se necesita una mayor calidad y precisión, es necesario que la traducción pase por un proceso de postedición, de manera que, el cliente tendrá una buena traducción a un bajo coste. Y es aquí donde empieza mi discusión.

¿Pero qué pasa con el traductor? ¿Tendrá que trabajar el traductor también a un bajo coste? Porque si nos pasan siempre traducciones automáticas y solo tenemos que dedicarnos a posteditar, imagino que la tarifa no será la misma que la de una traducción, sino más reducida, puesto que no es una traducción, sino una edición. Pero, ¿hasta qué punto la traducción automática será de tal calidad que supondrá el esfuerzo de una edición, y no el de una re-traducción? Es verdad que hay muchos tipos de programas de traducción automática y que también hay compañías que están creando productos con diccionarios actualizados de palabras, reglas gramaticales, actualizaciones y demás, que se acercan mucho más a una traducción «aceptable», y por aceptable no digo que sea correcta, sino que, tal vez, sea lo mejor que una máquina puede hacer.

Mi problema radica en que, primero, no se especifica a qué tipo de traducción automática se refiere, y como ella, otra de las personas que también han comentado sobre este tema en LinkedIn. Y si hablan de traducciones automáticas, sin especificar más, la mayoría de la gente pensará que se refieren a uno de esos programas que encuentras por internet, gratuitos, y que te hacen una de esas traducciones que, bueno, te permiten enterarte de la copla, pero que, ni mucho menos, pueden sustituir la traducción que un traductor humano haría y, por lo tanto, lo que en un caso de una traducción humana sería una «corrección», se convierte, simplemente, en una edición a lo bestia o, en muchos casos, una re-traducción, porque es mejor ignorar el texto traducido por la máquina y empezar desde el principio. Aún así, aún en el caso de que hubiese una programa que haga una traducción casi perfecta, las traducciones automáticas SÍ SON una retraducción, porque siempre tienes que leer el original para ver si la traducción dice lo que tiene que decir.

Pero como nunca he visto un programa que haga unas traducciones decentes que, después, solo precisen de corrección, voy a hablar del peligro que supone que se hagan afirmaciones como las que he visto en este artículo, sin hacer ninguna mención a qué tipo de software se refieren en concreto. También comenta que, una de las razones de que se use este tipo de traducción es que no hay tiempo de hacer traducciones humanas. Bueno. Desde el punto de vista de un software «cualquiera» (pongamos los casos del famoso googletranslate, iTranslate, Bablefish, o los muchos que encuentras en los sitios web de montones de agencias), un cliente, el Señor X, está buscando la forma de hacer una traducción más barata y lee este artículo en el que dicen que la traducción automática reduce costes. Entonces, se va googletranslate, pone su texto ahí, lo copia en un Word y me lo manda para que lo corrija, diciéndome que ya está traducido y que, por lo tanto, debo cobrarle menos porque es solo una corrección, o una edición. Pero la verdad es que me lleva el mismo tiempo traducirle al Señor X la traducción desde el principio que intentar «arreglar» el texto que me ha dado. Todo con el añadido de que, a veces, cuando te ponen una palabra en la cabeza, aunque sabes que no es la correcta, no te sale otra, y sigues dando vueltas y vueltas, intentando conseguir la palabra que buscas. Y pierdes más tiempo.

Tampoco voy a decir que no sirven para nada. Gracias a Mr. Googletranslate mi madre ya no me pide que le traduzca cosas de internet que le pueden interesar porque ha aprendido a usar estas herramientas. Mejor para mí: no más traducciones gratis. J También las uso cuando el texto en inglés que me han dado ha sido traducido del francés o del alemán, y me cuesta entender el significado, así que cojo el texto en francés, o en alemán, lo paso por una de estas máquinas y veo si me dan alguna idea que no me dé el texto inglés. A veces funciona; otras, me lía aún más, así que acabo pidiéndole al cliente que me explique qué quiere decir con esa frase y que, por favor, la próxima vez, se asegure de que esté bien.

Por último, voy a daros un ejemplo de cómo veo yo este tipo de traducciones.

Es domingo y se te ha estropeado el inodoro. No quieres pagar la tarifa de fin de semana del fontanero, así que intentas arreglarlo como puedes (tampoco tiene por que ser muy difícil, ¿no?): desmontas el sistema entero y, tras una hora, te das cuenta de que no tienes ni idea de cómo arreglarlo, así que, lo montas de nuevo y decides llamar al fontanero. Sin embargo, le dices que, como lo has intentado arreglar tú solo, que te cobre una tarifa más baja. ¿Qué crees que te dirá? Lo mismo pasaría con cualquier otro profesional. ¿Crees que un abogado te reducirá la tarifa porque le hagas parte del papeleo o la investigación? NO. ¿Te hará el farmacéutico un descuento si le dices que se quede el bote de pastillas o el de jarabe, que tú ya te traes el tuyo? NO.

¿Por qué tiene que ser diferente con los traductores?

Creo que las traducciones automáticas se usan demasiado a menudo por gente que no utiliza un software adecuado, simplemente con la creencia de que pueden ahorrarse dinero si «hacen» la mitad del trabajo. Sin embargo, esto nos afecta a nosotros de forma negativa, porque en caso de que se extienda, en caso de que, cada vez, haya más gente que crea que cualquier traducción automática vale, nos pedirán que hagamos menos traducciones y más posproducción, eso sí, a unos precios reducidos. Y sé que ocurre porque a mí me lo han hecho y porque conozco gente a los que se lo han hecho, y siempre ha sido mejor traducir desde cero que usar esa traducción como referencia. No es justo para nosotros ni para nuestra industria, y no solo eso, hay que tener en cuenta que, la mayoría de las veces, lo barato sale caro.

Ahí queda eso :)


EDITADO: Acabo de encontrar este artículo que explica muuucho mejor nuestras preocupaciones como traductores: http://detraducciones.blogspot.com/2010/06/i-translator.html

También explica cómo funciona GoogleTranslate, y oye, está muy bien para la «sencillez» del sistema.

18 comentarios:

  1. Buenas y felicidades por el nuevo post :)

    Sólo un par de comentarios. He leído en diagonal el debate de LinkedIn y creo que se han mezclado conceptos. Por lo que cuentas, parece que has tenido ocasión de participar en algún proyecto de MT + post-editing todavía. Yo sí, y tengo que decirte que, no sólo no ha sido en absoluto traumático, sino que me ha parecido que ha funcionado bastante bien.

    También hay que decir, por un lado, que la MT suele utilizarse para proyectos enormes, a menudo de más de 100.000 palabras, y, por otro lado, que es verdad que seguramente esos textos no se traducirían si no se hiciera con MT. Por lo tanto, no creo que estemos hablando del señor que pega su texto en Googletranslate y te lo manda para que lo revises. ;)

    Conceptos. Una cosa es pegar un texto en Googletranslate para que te lo traduzca con sus diccionarios y punto. Y otra muy distinta es aplicar MT a un texto de un campo concreto utilizando glosarios específicos bien ordenados por prioridades, un corpus amplísimo también específico (por ejemplo, de textos de la misma empresa que el texto que quieres traducir), unos algoritmos basados en estadística y gramáticas computacionales que afinan bastante bien sobre dónde cortar los sintagmas, etc. Evidentemente, no todos los textos son adecuados para la MT + post-editing, y ahí es donde los humanos que dirigen los departamentos de traducción deciden qué enfoque adoptar.

    Por mi experiencia, si se dan todos esos requisitos y el equipo de gestión de proyectos de traducción decide de forma sensata, el trabajo sale bastante bien en cuanto a calidad y precio. A mí me han ofrecido alrededor de un 65% de la tarifa de traducción por un trabajo que se hace en la mitad de tiempo.

    Por si te sirve de algo.

    Saludos,
    Nereida

    ResponderEliminar
  2. Hola Nereida:
    Gracias por el comentario. Me alegro de que hayas tenido la suerte de ser uno de los que han podido probar el auténtico método.
    La cosa es que yo ese método sí que lo he entendido :) Mi problema no está en que se utilicen ciertas herramientas correctamente, con corpus creados y toda la mindonga. El problema es que no siempre es el caso. Y cuando uno lee traducción automática, sin saber nada sobre el tema, puede pensar que se trata de un Googletranslate.

    Por supuesto que si me ofrecen algo como lo que me has planteado sería feliz, pero aún no me ha ocurrido. Diría que, siendo consciente, me ha pasado dos veces, y sin serlo, algunas más. Lo que yo me temo es al peligro que se crea haciendo mala publicidad, o publicidad incompleta de lo que una buena herramienta MT es.

    Sí que es verdad que, al principió, lo lié todo un poco, pero es precisamente porque el artículo que leí no hacía esa diferenciación, sino que hablaba de la traducción automática (en general), y es ahí donde hay que tener cuidado. Llego yo a ser el director de una agencia que no tiene mucha idea, y habría cogido los textos, los habría pasado por el primer programa de traducción automática que hubiese encontrado, y punto. Es eso lo que quiero evitar y lo que parece que nadie entiende, pero que, desgraciadamente, ocurre más de lo que debería.

    Gracias, de nuevo :)

    ResponderEliminar
  3. No soy una experta en el tema pero es cuento que el único proyecto de este tipo en el que he participado daba como resultado traducciones que, con ayuda humana y sin llegar a retraducir eran comprensibles. Y con eso no digo que tuvieran calidad ni estuvieran bien escritas. En cualquier caso, siempre que el cliente esté de acuerdo y que el hecho de emplear este método no repercuta en lo que gana el editor, me parece una práctica aceptable en estos casos excepcionales que comentáis (proyectos larguísimos que no se traducirían de otra forma).

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la aportación, Playmobil :)

    ResponderEliminar
  5. Tema candente, Curri. La verdad es que no me queda mucho más que añadir a lo que han comentado Nerea y Playmobil y lo que se dice también en tu blog en inglés.
    En efecto creo que todo el problema deriva de una confusión de conceptos: aplicar TA con post-edición en un proceso de traducción de manera efectiva y que reduzca costos no es trivial y no siempre es tan "barato" como se pueda pensar. Normalmente hay que aplicar lenguajes controlados en el texto origen (desarrollarlos, formar a los redactores, desarrollar ya adaptar el software que controle de manera automática el cumplimiento de las reglas del lenguaje etc.), adquirir el software de TA o entrenar motores de traducción estadística, pagar a la gente que los desarrolla y los va a mantener (hay que actualizar continuamente la terminología, crear o adaptar reglas para los problemas que puedan surgir etc.), formar a los post-editores, pagarles una tarifa digna etc.
    Obviamente Googletranslate no es el tipo de sw que se utiliza en este tipo de contextos, aunque sí que es cierto que alguien no muy avezado en el tema puede pensar, al leer artículos de márketing como el de SDL que TA+Post-edición es igual a Googletranslate+malpagar a un traductor para que corrija el texto, cuando en realidad designa una realidad bastante más compleja.
    Así que nada, a seguir escribiendo artículos como éste para educar a los potenciales clientes :)

    PS: Por cierto ¿puedes quitar lo de "comentar como" y tener que seleccionar un perfil? Es un poco rollo no poder poner simplemente tu url o dirección de correo... Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Hola Curri (y demás tertulianas).
    ¡Me alegra un montón ver tu post y, de paso, que aclares algunos conceptos que la gente desconoce. Y por "gente", hablo sobre todo del colectivo traductor, que esperamos sentados delante de nuestro ordenador a que las tecnologías cambien y nos pille sin los deberes hechos.
    Yo recibí el pequeño artículo redactado por SDL, con sus previsiones a medio-largo plazo. No me extrañó lo más mínimo, la verdad. Llevo unos 5 años oyendo hablar de cómo se va a transformar parte de la industria (creo que en el artículo queda claro en qué línea podríamos trabajar en función de nuestro perfil y del tipo de textos con lo que trabajemos).
    Actualmente estoy investigando en este terreno, sin entrar a valorar si me parece justo o no, sino respondiendo a una demanda del mercado, y estoy encontrando cosas muy interesantes.
    Espero poder publicar en breve acerca de este tema (que por ahora se presume bastante extenso) y complementar lo que muy bien has expuesto, Curri.
    Gracias por dar luz sobre este tema, que parece que nos asusta tanto tratar...

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Curri.
    De nuevo, no creo que los ejemplos del farmacéutico o del abogado sean apropiados. Me sigue pareciendo más apropiado el del informático que te hace la web. Y si, el informático te va a cobrar menos por poner un motor de búsqueda en tu web, que por hacer el diseño, la hoja de estilos y el motor de búsqueda. Si tu sabes, por ejemplo, diseño, y llevas a una empresa de Web el logo de tu página, y la hoja de estilos CSS, no te van a cobrar esos servicios (porque tampoco te los van a hacer). Si lo que ellos hacen es, por ejemplo, añadirte funcionalidad para que se vea en móviles, y un "carrito virtual pues te cobran solo eso, y todo el resto de la página te lo dejan como hayas traido tú de casa.

    Lo cierto es que hoy por hoy cualquiera puede hacerse una web sencilla. Blogger, wordpress, para blogs, 1to1 o googlesites para páginas web sencillas. Los informáticos tendrán que adaptarse a la nueva realidad, y dedicarse a cosas que el usuario medio no puede hacer con un programa automático (aún...), como por ejemplo un carrito virtual o XML.

    Lo mismo te pasará a ti. El mundo cambia a toda velocidad, y la traducción automática está aquí para quedarse. O te conviertes en mecánica, o sigues de herrera diciendo que, en realidad, los caballos son mejores que los coches porque los coches no pueden subir por barrancos.. :)

    PD: felicidades por el blog :)

    ResponderEliminar
  8. Creo que lo que Curri comenta en esta entrada es lo que puede pensar cualquiera que no sepa de traducción.

    Una persona quiere traducir un texto, de lo que sea. Lee ese artículo, va a Googletranslate, y lo que sale se lo pasa a un traductor y le dice "revísalo".

    Sin duda, algunos textos quedarán medio bien, pero creo que no serán la mayoría. Y en esos casos, el traductor tendrá más trabajo tratando de entender esa "traducción" y cobrará menos por ello. Está feo.

    ¿Y este empeño de abaratar costes? Oye, que para ser traductor hay que formarse. Con el curso de CCC de "aprende inglés con 1000 palabras" no eres traductor. ¿Por qué se empeñan tanto en que cobremos cada vez menos? ¿De verdad somos tan careros? ¿Tan poco se valora nuestro trabajo?... Es un pelín triste, no conozco otras profesiones en que pase algo similar.

    ResponderEliminar
  9. Gus(ay, cómo nos gusta discutir, eh? Bueno, llamémoslo, debatir): De nuevo te digo que a mí no me importa que me den un texto medio decente y me paguen consecuentemente por el trabajo que voy a tener. Si me pagan por horas, pues mira, más justo, porque así, si tardo tres horas más porque la traducción es una mierda, están bien pagadas, y si tardo menos, pues menos. No niego lo de las traducciones automáticas, lo que no encuentro justo es que lo que te dan, esté hecho una mierda y tú tengas que hacer milagros a mitad de precio. Por ejemplo, no sería igual rehacerme mi página web partiendo de este blog, que ya de por sí es bastante decente, que partiendo de mi página web profesional (http://curri-chan.es.tl ) que es una auténtica mierda patatera y se desconfigura cada tres días y el de en medio. Por lo tanto, no le podría pedir a un web master que coja mi página cutre y la convierta en este blog, pero que me pague solo por añadir el carrito de la compra, ¿verdad? Es eso a lo que me refiero :)

    Según que han intentado convencer los que escribieron el post original, que llevan dos semanas intentándome convencer a mí y a otra traductora de lo maravilloso que es su programa, cuando nosotros solo queremos explicarles que anunciar eso así sin más es una invitación a que miles de personas que no sepan la realidad, nos manden cosas con googletranslate, el programa está muy bien y se usa, básicamente, para cosas internas y para enviar las traducciones hechas con el programa a sus traductores, con lo cual, pues divinamente, ellos mismos pagan bien por el trabajo. Pero ese no es mi problema. Mi problema es que hay mogollón de agencias que no usan esos "programas chachis" y montones de gente (como desarrolladores, Miguel Felípez que quiere traducir su página web al chino) que desconocen (o quieren desconocer) estos programas chachis y te enviarán las "mediotraducciones" y te cobrarán como si fuese una corrección. Esa es mi única preocupación.

    Por cierto, tanto que hablas de los creadores de web, tú, con lo friki que eres, ¿no te apetecería hacerme una web? Pero baratita, ¿eh? ;)

    ResponderEliminar
  10. De traducciones y otras rarezas lingüísticas - Dime tu nombre, anda, que cuando voy a tu blog, no lo encuentro (de paso, quiero comentarte algunas cosas que no "funcionan" en el blog, pero no aquí).
    Gracias por el comentario. Me has dejado intrigadísima con lo que dices que estás investigando... ¿Cómo se puede decir tanto sin dar nada de información? Ay, que me voy a morder las uñas hasta que publiques el pliego entero ;) Avísame, ¿eh?

    Ana, por supuesto, gracias por tu apoyo incondicional :) Creo que tendremos que aceptar que siempre intentarán hacer parte de nuestro trabajo. Aunque nos cobren 100% matches que, aún así, yo sigo leyendo, porque en algunos casos, cambian, pero que me siguen sin pagar, porque son 100% matches y el Trados me los pone automáticamente, según ellos. En videojuegos hay montones de 100% matches del estilo "all", que irán cambiando dependiendo de a qué se refiera: jugadores, configuración, opciones... Así que, yo, tengo que seguir parando el programa a cada uno de ellos, y cambiar la o por la a, y al revés. Aunque no me lo paguen.

    Ay, que creo que ya sé de qué será mi próxima entrada...
    Un abrazo a todos, y gracias por su visita ^_^

    ResponderEliminar
  11. Ana, la manía de reducir costes es lo que se llama popularmente capitalismo. Que hasta que alguien invente algo mejor, es el menos malo de los sistemas económicos y además el que nos toca vivir. Es, también, lo que hace que hoy cueste 400 euros una tele plana que hace 5 años costaba 3000.

    La bajada de costes (y por tanto de tarifas) no tiene porqué ser negativa, si va asociada a un incremento de la productividad. Un ejemplo perfecto de ello sería lo que expuso Nereida. Gana un 65% por un trabajo que hace en la mitad de tiempo. Eso quiere decir que puede usar su tiempo en hacer 2 trabajos como ese, y sale ganando un 130% de su tarifa normal. Gana ella, que cobra más. Gana el cliente, que se ahorra un 35% del sueldo y recibe el trabajo en la mitad de tiempo. Y gana el consumidor (que es el que manda y el que importa), porque tiene su libro (o juego, o lo que sea) más barato y antes.

    Lo que pasa es que no puedes pelearte contra la tecnología porque es imparable, inevitable, inabordable, inflexible e invencible. Cada 18 meses los ordenadores doblan su potencia bruta de proceso (ley de Moore http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Moore )De aquí a 10 años, los programas no solo traduciran casi perfectamente. Es que escribirán poesía. Y no hay forma de pararlo. Así que mejor si abrazas al enemigo y te alías con el :)

    Por ejemplo, Curri: no se cuanto pueden costar esos programas de MT buenos. Pero a lo mejor podrías hacerte con uno. Y si te mandan un trabajo en "babelfishiano", coges el texto original, lo pasas por el traductor automático, y trabajas sobre esa idea. Por ejemplo. O lo usas en tus traducciones "normales" y mejoras productividad, lo que te puede permitir bajar tarifas y ser más competitiva. No sé, son ejemplos que se me ocurren así, de "remanguillé"

    Lo cierto es que hace años un diseñador industrial se hubiese quejado también de esos "programas automatizados" que "tiran a la baja los precios". Y hoy ninguno trabaja sin AutoCad (Salvo el chiflao de Red Bull, pero ese es un genio y por tanto tiene derecho a estar como una cabra :P )

    Los médicos hoy día usan software de reconocimiento de imágenes para diagnósticos con TAC. Los arquitectos, programas que automatizan cálculos de estructuras. Los informáticos, programas que escriben automáticamente código HMTL por ellos. Los diseñadores gráficos, programas que hacen automáticamente el difuminado de la paleta de colores. Los pilotos usan programas que calculan automáticamente rutas de vuelo y duración de combustible. Y hasta las auxiliares administrativas usan programas que hacen automáticamente las nóminas y la retencion del IRPF. Los traductores no sois un copo de nieve único y especial, como diría Tyler Durden :)

    Y Curri, por desgracia no puedo hacerte la web :(. Con la empresa en ciernes, tengo el culo a dos manos

    Pero si puedo decirte unas herramientas automáticas y excelentes para que te la hagas tu misma :). Como el Google Translate pero para webs ;)

    www.1and1.es (sencillo pero muy potente. Requiere el hosting con ellos, creo)
    sites.google.es (con el apoyo de papá Google)
    www.wix.com (para hacerlo en flash)

    Un saludo :)

    PD: yo sí que te pediré en breve tarifas de traducción a tí. Proofreading y normales :P ^^ Hablabas alemán también, no? ;)

    ResponderEliminar
  12. Curri, compañera de fatigas, mi blog está muerto o, bueno, vamos a decir que "de vacaciones" forzosas desde hace mucho... Pero llevo acumuladas ya demasiadas ideas y creo que es hora de darle el lavado de cara que se merece y dejarlo al menos decente y no a medio hacer :D (aún tiene más delito cuando soy localizadora y entiendo un rato de lenguajes de creación de páginas web. Oh, vergüenza del sector!) :D

    Y, ahora, la información breve (o no):

    1. Soy Eugenia Arrés, aka Yeyu para los amigos y compañeros. Traductora, localizadora, revisora, posteditora, asesora, docente, investigadora y corista (no siempre en ese orden). No me gusta mucho hablar de mí así tan en público, pero prometo dar más detalles en el blog "de vacaciones".

    2. Actualmente, me hallo inmersa en la investigación de mi vida sobre el uso y evolución de las herramientas de traducción automática: ventajas e inconvenientes, rentabilidad para el traductor, utilidad para el cliente, aprovechamiento mutuo, "¿adaptarse o morir?". Mi idea no es quedarme ahí, pero es mi punto de partida, así que espero empezar a escribir en breve sobre esta materia, en plan un poquito más profesional.

    3. La idea de que los traductores también podamos utilizar las propias herramientas de traducción automática en nuestro beneficio no me parece ninguna tontería. Para listos nosotros, que pensarían muchos. El problema es que hacerse con ellas no es fácil (ni económico). Me refiero en este caso a las herramientas que podríamos denominar "de última generación", que son las que realmente utilizan las empresas serias, olvidémonos del traductor de Google y demás.

    4. Una vez más, ha salido un tema muy interesante que nunca debería salir de nuestra cabeza si queremos que nos consideren competentes y profesionales (frente a otros humanos o ante las máquinas): hacernos valer.
    La Inteligencia artificial aún no permite a las máquinas venderse, ni explicar por qué una opción tiene un matiz más correcto que otro. Ante los clientes que decidan utilizar este tipo de herramientas, nosotros nos negamos a hacer un trabajo de revisión que no lo es; si nos piden consejo, no argumentamos "una máquina no puede traducir igual que yo", sin más, inspirados por la voz interior que nos dice "Máquina malaaaaaa", sino que utilizamos ideas descriptivas y convincentes.
    Pero claro, eso siempre depende de lo que "la comunidad" haga, entendiendo por "comunidad", al menos, los traductores que vivimos y trabajamos en España, y somos muchos, autodenominados y empresas certificadas. Y sálvese quien pueda.

    Un abrazo, recién conocida Curri :)

    ResponderEliminar
  13. Ay, qué bonito, Eugenia. ¡Un aplauso, todos! *plas**plas**plas**plas*

    Creo que, cuando acabes toda la investigación, deberías darnos el enlace al sitio web donde lo vayas a publicar, que lo quiero leer.

    Claro, si es que ese es el mayor problema, que no todos podemos tener uno de esos programas de última generación que te traducen el texto medianamente bien y que con una post-edición te baste. Exacto, míralos que listos. Pero es que no los hay, y para según que cosas, los gratuitos de internet no ayudan tanto. A veces, ni las traducciones humanas, como una que me he chupado hoy, que he tenido que corregir, 1500 palabras, que vamos, tardaría, como mucho, dos horas en corregir. Me he tirado 4. Y 1500 palabras las traduzco en 3 horas, 4 a lo sumo. Y me han pagado como corrección (aunque mañana hablaré con la gestora y le diré que lo siento mucho, pero que me pague a mí lo que le ha pagado al traductor y al traductor lo que me va a pagar a mí. Creo que los particulares de la traducción los dejaré para otro post, explicando las maravillas con las que me tengo que encontrar a veces.
    Si ya no me puedo fiar de un traductor humano, ¿cómo queréis que me fíe de una máquina?

    Gracias por la visita :)

    ResponderEliminar
  14. Andá, Gus, que acabo de darme cuenta que me habías escrito otra vez.

    El problema ahora mismo es que esos supermegaprogramas que traducen chachi, no solo son carísimos y precisan de muchísimo curro para ponerlos así de chachi (tienes que crear corpus, que son montones y montones de texto con frases para que el programa busque la relación) y añadirle memorias de traducción también para que así sepa las traducciones de cada cosa y bueno, muchas más que desconozco, pero que me puedo imaginar. Yo ahora estoy testeando un programa de texto predictivo y es la ostia la de cosas que hay que meter. Así que, me imagino que el programa este famoso debe ser como lo que yo tengo, pero multiplicado por 100, por lo menos. Así que, aunque me pudiese hacer con uno, seguro que vienen "limpios" y todo esto te lo tienes que montar tú desde cero, así que, a saber cuánto se tarda en conseguir que funcione decentemente. Para un traductor solo es imposible conseguir tanto volumen como para que la herramienta funcione adecuadamente. Además, si no me equivoco (por favor, corregidme si lo hago), la empresa que lo está creando (que yo sepa, solo SDL, pero por lo que he leído, podría haber más), lo usan para ellos mismos, de forma interna, y no lo venden.

    Por supuesto, como ya he dicho varias veces, a mí si me viene un tío y me da un documento medianamente decente y me lo dice, no me importa. Lo que me jode es que me den las mierdas que me dan, y me tire el doble de tiempo. Que sepas Gus, que acepto las tecnologías como el que más. Uso un programa de asistencia a la traducción. Sí, me ayuda, a veces, claro. Pero no siempre. Muchas veces tardo más en prepararlo todo que la "ayuda" que en verdad me da. Pero bueno, eso es ya asunto mío, mientras me paguen la tarifa completa. Si me pagan rebajándome la tarifa por las "repeticiones", aunque estas repeticiones las tenga que releer, porque cambia una cosa, me jode que me las paguen a menos. Porque si en inglés no hay diferencia en masculino y femenino pero yo tengo veinte veces "blue" en u juego de ropa, y a veces se refiere a falda, a veces a pantalones, a veces a suéter y otras a camiseta, cada vez que me salga la puta palabra, la voy a tener que cambiar para adaptarla al género y número. Pero no me la pagan porque como en inglés sí que es siempre la misma...

    Estas son las pequeñas cositas que se van juntando y que, llegado un momento, te hacen plantear si realmente vale la pena tanto, y si bueno, pues prefiero que me paguen siempre igual, aunque no pueda conseguir el 130% ese que decías antes. Pero por lo menos sé de dónde voy dando palos.

    Ah, y me hice una página con Wix, preciosa, super molona y profesional (y me tiré tres días haciéndola, porque el sistema es complicao de cojones), pero el menú me lo movía adónde le salía del culo (me lo mostraba bien y en el momento de "publicar", me lo movía y se tapaban la mitad de cosas), y la dirección que me daba es más larga que un día sin pan, así que lo dejé para cuando me anime a pagar un servidor... O tenga dinero suficiente para pasar de todo y hacerme una como dios manda, porque a veces lo gratis, sale caro.

    Un abrazote.

    PD: Yo encantada de que me des trabajo ;)

    ResponderEliminar
  15. Hola Curri, totalmente de acuerdo con lo que dices. Soy técnico de telecomunicaciones y alguna vez he realizado traducciones de diferentes documentaciones. Traducir cuesta el mismo trabajo bien sea partiendo de un texto en el idioma de origen que si te dan la traducción para que la "retoques". Más bien diría que es al contrario, cuesta más traducir un texto del que no tienes referencias y que han "destrozado" otros, da igual si son máquinas o personas.

    Siempre prefiero trabajar con el idioma original en vez de las horribles traducciones que se pueden encontrar por ahí. En informática se da mucho esta situación.

    Supongo que con blogger tienes ciertas limitaciones, de todas formas tu blog no está nada mal. Podrías crear tu propia página web de forma similar al Blog. ¿Has visto como funcionan otras plataformas como WordPress? Aunque inicialmente surgió como plataforma para el diseño de blogs hoy dia se puede utilizar para crear cualquier sitio web que te propongas.

    Un saludo
    Luis

    ResponderEliminar
  16. Hola Luís:

    Gracias por la intervención.

    Antes de probar con blogspot, lo intenté con wordpress, pero me di cuenta que, para tenerlo "chachi", tenía que añadir demasiadas cosas que wordpress no me ofrecía, bien pagando o teniendo que usar html (lenguaje que no domino), así que, preferí dejarlo. Luego probé con blogspot y vi que, con menos cosas, me quedaba "más mono". Es más simple, aunque creo que enviaré algunas sugerencias a blogspot para que lo mejoren ;)

    De todas formas, cuando consiga algo de dinero, seguramente me haré una página web como dios manda, con su blog y demás, y pagando. Esperemos que este blog me ayude pronto a conseguirlo ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. He leído con atención los comentarios de Uds., muchos desde la perspectiva de los profesionales dedicados a la traducción. Si quieren leer un enfoque mas desde la perspectiva del mundo de los negocios y la economía, los invito a leer mi contribución en

    http://blog-de-traduccion.trustedtranslations.com/en-defensa-de-…es-automaticas-2011-06-13.html

    Curri, me interesaría mucho tu opinión como la de una verdadera paladín en la defensa de la profesión.

    ResponderEliminar
  18. Hola, Horacio:

    Gracias por la visita y el comentario. Cuando encuentre un ratito, me leo la entrada y comento.

    ResponderEliminar

Cuéntame lo que piensas... ¡No te cortes!